Blogia
MoRaDa de CrIaTuRaS

AFLICCIÓN

Como un casual ocaso,
cansado y acosado,
me hallo sin retinas
con las que observar la falsedad
que nos revela el mundo.

Un completo alboroto de libre albedrío,
conjunto de hilos y manivelas,
razones inconexas y fallos.

Unos y ceros, desconexiones
que nos hacen dudar de cuya existencia.

Es absurdo reflexionar
y tirar de la manta que nos cobija,
lanzar al vuelo preguntas que rebotan
en nuestras conciencias y salen disparadas
a un recóndito tan ofuscado.

No vale la pena:
reír cuando nos dejen,
llorar cuando nos obliguen,
sentir el gélido filo de la espada que nos aflige
y dar gracias por cada paso,
posados de caras y casas pasadas.

Como el ánimo de un animal
por conseguir un mísero bocado
y no verlo arrebatado por otra ánima en pena
llamada hombre.

Verse rebozado en el barrizal, duele,
y el dolor que nos causa
la muerte de un ser querido
no es más que un proceso intermedio
de un quejido que se hará más sonoro
el día de nuestra muerte.

Como una ventana sin ventanales,
percibo el aire impuro de la sociedad,
fétida y sucia,
y ventilo mis pulmones que reprimen el silencio.

Y lloro en soledad?
si me está permitido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

El Autor -

Hola, me alegro de que te haya causado esta sensación mi poema y que no disten tanto nuestros pensamientos. Un saludo

Anónimo -

Esto es justo lo que piensa mucha gente en estas fechas, y lo has sabido reflejar muy bien, parece que te has metido en mi cabeza y has sacado todo lo que pasa por ella
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres